Ni una lección

Publicado en noviembre 28, 2007

12


La última ocurrencia de la izquierda jurásica es meter en la cárcel a don Pío Moa. Independientemente del valor de su trabajo historiográfico, divulgativo o polémico; de la distinta consideración que merezcan sus opiniones sobre la República y el franquismo; de su oportunidad como refrescante, detergente o disolvente, según se mire, de la abisal inanidad del debate historiográfico español; de sus estrafalarias opiniones en torno a la religión y la ciencia… independientemente de esto y de muchas más cosas, el intento es el gesto despreciable de quienes están más acostumbrados a avisar silencio o amenazar miedo que a debatir. De los que nunca piden perdón por nada ni conocen qué cosa sea la autocrítica. Pues bien, lo mismo que no estoy dispuesto a que los monaguillos me den lecciones de liberalismo, nadie debería tolerar ni una sola lección de librepensamiento que venga de comunistas y demás canalla. Ni una. Y sugiero que los socialdemócratas se tienten la ropa con este asunto y recuerden las famosas palabras de Niemöller que falazmente se atribuyen -qué sintomático- al lacayo Brecht, y estas otras de Shelley: Wake the serpent not.

P.S. – A Moa, los comunistas le han recetado estudiar Historia por la UNED cuando esté en el trullo, a ver si aprende. ¡Ilusos! Mejor le proporcionan una conexión wi-fi y un vale-regalo para Amazon. Y, si les queda un rato entre querella y querella, yo les recomiendo un par de libros que les serán también a ellos de mucho provecho y de los que trataré de hablar próximamente: Juin 40. La négociation secrète y Liquider les traîtres. La face cachée du PCF 1941-1943. ¡Hale, a estudiar!

Se un buen t�o…

About these ads